Rada Tilly apuesta a sus chicos para crecer en el fútbol oficial

Una postal del Club Atlético Rada Tilly con jugadores de distintas categorías.

Una postal del Club Atlético Rada Tilly con jugadores de distintas categorías.

La entidad de la villa balnearia tiene sus tres divisiones inferiores y la escuelita de fútbol, que ya empezó a alimentar a la Novena. El círculo cierra más arriba. “Chiquitos que empezaron hace cuatro años, están jugando en Reserva y algunos en Primera”, afirma el presidente Raúl Alcalá. “Este año hicimos algo histórico, que es quedar entre los seis primeros de la general”, enfatiza el coordinador de inferiores Jonathan Melin, sobre el certamen de las formativas.

El Club Atlético Rada Tilly es el más novel, dentro de la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, y además participa desde hace tiempo en la Asociación Futbolistas Veteranos de la capital del petróleo con sus tres categorías: Senior, Master y Super Master.
Pero sin dudas, el tesoro de la entidad “aurinegra” está en su escuelita de fútbol, que tiene como directora a Verónica Rocha y cuenta con 110 chiquititos de 4 a 10 años.
A nivel competitivo de Liga, la institución de la villa balnearia presenta a las tres categorías de inferiores (Séptima, Octava y Novena), Reserva y Primera.
En todo proyecto, una fuerte base es fundamental, y así lo aseguró Raúl Alcalá, presidente de Rada Tilly, en diálogo con Diario Patagónico. “Tenemos las fichas puestas en las divisiones inferiores y en la escuelita de fútbol, que tiene tres años de vida. Este año pudimos incorporar a la Novena, pibitos que salieron de la escuelita”, remarcó.
Ante la imposibilidad de contar con un gimnasio cerrado propio, el club alquila el salón de Judiciales de la villa balnearia desde hace tres años, “porque el gimnasio municipal de Rada Tilly ya queda chico para toda la comunidad”, afirmó Alcalá. La escuelita funciona de 18 a 20.
En cuanto a lo deportivo, el titular de la institución destacó que ya se está dando lo que pretendían desde los inicios. “La Reserva que está jugando hoy, el noventa por ciento es genuino del club. Chiquitos que empezaron hace cuatro años, hoy están jugando en Reserva y algunos en Primera”, resumió.
Jonathan Melin, es el coordinador de las divisiones inferiores de Rada Tilly desde hace tres años, “prácticamente trabajando con la misma gente”, algo que observa como “fundamental” a la hora de trabajar en equipo.
“Este año hicimos algo histórico en el club, que es quedar entre los seis primeros de la general (sumando los puntos de todas las inferiores), cuando el año pasado y el antepasado zafamos del descenso por un punto o dos”, ejemplificó.
Asimismo, recordó que hay jugadores del club nutriendo otros equipos. “Desde el año pasado tenemos un chico de 17 años en Lanús, que es Ian Ninkovic. En Olimpo está Mariano Bordeira, de 19 años; Emiliano Alcalá está en Jorge Newbery y el arquero de Séptima, Nicolás Astiz, está en la selección de Chubut, estuvo en Boca y en Lanús. Ya atajó en Reserva y en Primera. Es un chico que creció mucho”, rescató.LA IMPORTANCIA DE LOS ENTRENAMIENTOS
Melin hizo hincapié en la importancia de los entrenamientos, aclarando que es muy difícil juntar a todos por los estudios y demás actividades de los chicos. “Este año tuvimos gente entrenando todo el tiempo, algo que cuesta mucho, y los resultados se dieron en la segunda parte del campeonato. Eso al chico le permite ver que lo que hace en la semana, le sirve el día del partido y a la otra semana va más contento”, aseveró.
En ese sentido, coordinador se siente orgulloso de su grupo de trabajo. “Tenemos un preparador físico que, a mi punto de vista, es lo mejor que hay en Comodoro, Pablo Sierra, que estuvo muchos años en la CAI. Pablo le cambió mucho la cabeza a al chico. Tenemos a Sergio Rasgido en Séptima, a Enrique Ulloa en Octava y este año estuvo Luis Rodríguez en Novena, pero no va a continuar, lamentablemente”, subrayó.
Asimismo, apuntó que trata de inculcársele al chico el hecho de “compartir y ser educado”, más allá de lo deportivo, lo que es acompañado muy fuertemente por los padres.
Retomando el tema de los entrenamientos, Melin sentenció: “La práctica es fundamental. Si vos explicás una cosa y en la práctica no la sabés desarrollar, el chico no la entiende. Por eso, en la parte física trabajamos mucho con pelota, al igual que en la entrada en calor”.
La intención es, incluso ahora, que no hay actividad oficial, seguir corrigiendo errores, por lo que los chicos se mantienen activos von trabajos regenerativos. “La idea es siempre apuntar más arriba”, aseguró.
Por otro lado, resaltó: “hay que tener a los chicos siempre felices, contentos. Siempre les digo que dentro de la cancha hay que disfrutar, no volverse loco, porque si te volvés loco, no te salen las cosas”.
Las características de “club social” es lo que resalta Melin. “Somos un club social, no elegimos, no señalamos con el dedo. Les damos prioridad a todos. Tenemos entre 50 y 60 chicos en las tres categorías, donde el 95 por ciento es de Rada Tilly. Los que vienen de Comodoro, son chicos que han quedado libres de otros clubes, que con nosotros juegan y contagian al resto”, afirmó.
VOLVER